Consejos de Giovanni Montenegro F36 para mantener impecable tu camioneta.

Actualizado: 26 may 2021



¿LIMPIAS TU ECO CON BASTANTE EFICACIA?

Para muchos es un hobby que disfrutan a pleno: tener el auto limpio, brillante, sin polvo en el tablero ni migas en los asientos es casi una obsesión. A otros les pesa más la tarea, pero saben que el cuidado del coche, más allá de lo estético, alarga su vida útil y conserva su valor.


¿CADA CUANTO REALIZAS LIMPIEZA AL INTERIOR DE TU CAMIONETA?

Solo el 32% de las personas limpian el interior de su vehículo una vez al año.


¿QUE DEBES TENER A MANO?

- Aspiradora con cepillo y accesorios con boquilla.

- Jabón liquido.

- Shampoo tapicería en cuero.

- Shampoo tapicería tela.

- Balde y paño suave (bayetilla de fibra).

- Hidro lavadora para auto.

- Silicona para autos.

- ¡Cera si acostumbra a polichar!


Hay diversos tipos de lavado: el lavado automático con mangueras a presión, el túnel de lavado, la limpieza a mano o el lavado en seco o ecológico, que es el menos conocido porque se necesitan productos especiales y no todas las empresas están dispuestas a invertir en este sistema al considerarlo el menos económico de todos.

Lavar el auto es una tarea que generalmente asociamos al fin de semana, cuando tenemos un poco de tiempo libre y podemos dedicarnos a poner en orden nuestras cosas. Para que la suciedad no se pegue y ni se acumule, lo ideal es armar una rutina que mantenga el coche en buenas condiciones de higiene y que nos permita disfrutar de un auto que luzca bien, tanto en su aspecto interior como exterior.


¿QUE SE DEBE TENER EN CUENTA A LA HORA DE EMPEZAR?

Estacionar el auto a la sombra: lo primero es estacionar el auto en un lugar fuera del alcance del sol, ya que eso evitará que el agua se seque antes de tiempo. Además, el calor que producen los rayos solares altera los productos de limpieza y pueden dejar manchas.


¡¡AHORA SI EMPECEMOS!!


1. Comenzar por adentro: un secreto clave es empezar limpiando el interior del auto. Con el compresor de aire podemos soplar la suciedad incrustada en las alfombras y luego remover lo que quede con un cepillo. A continuación, con la aspiradora de mano cuidadosamente retiramos todo el polvillo. Por último, con un trapo limpiamos el volante y el tablero.

2. Luego, podemos hacer uso de nuevo del compresor para limpiar los ductos de ventilación. Para ello lo mejor es apuntar hacia las rejillas, donde se adhieren el polvo y la suciedad.

3. Ruedas y llantas: antes de pasar a limpiar la carrocería, hay que arrancar por las llantas. Hay buenos productos específicos en el mercado. Eso sí: cuanto menos ácido sea, mejor, porque la acidez puede provocar que las llantas pierdan brillo o color.

4. Llenamos el balde de agua y jabón y preparamos la esponja. Lo mejor es comenzar a limpiar desde arriba. Lavamos el techo, pasamos al capot y al baúl y seguimos por las puertas. Para enjuagar el auto usamos siempre agua limpia, para secarlo, usamos paños de microfibra o toalla hasta dejarlo sin ninguna gota de agua.

5. Las ventanas del coche es lo último que se limpia. Podemos utilizar un buen limpiavidrios y retirar luego todo el producto con un paño. Para dejarlo más limpio, podemos secar la superficie con papel de cocina.

6. Por último polichar con una buena cera si se acostumbra para sellar todo el trabajo anterior.


¡GIOVANNI MONTENEGRO!






64 visualizaciones1 comentario